La Salud Bucodental y el efecto del Estrés

El estrés es un factor de investigación en múltiples campos de estudio de diferentes enfermedades pero investigadores de Tufts están actualmente investigando el estrés como una causa potencial de la enfermedad periodontal que afecta directamente a la salud bucodental.

La enfermedad periodontal está claramente relacionada con una mala salud bucodental provocada por diferentes motivos tales como la falta de cepillado diario, el tabaco, alcohol, la falta de uso de hilo dental…. pero ahora se ha descubierto la relación directa del estrés con la inflamación de las encías tal y como demuestra un estudio realizado por Evangelos Papathanasiou, profesor docente de la Facultad de Medicina Dental de Tufts. La dirección del estudio se tomó como consecuencia de la experiencia vivida como dentista de este profesor de universidad en la que tratando desde militares sometidos a muchísimo estrés hasta ciudadanos normales que habían vivido situaciones tensas veían como había empeorado su salud bucodental. Esto ocurría curiosamente después de ocurrir las situaciones de estrés por lo que pensó que existía una relación directa que ha llegado a demostrar.

El hecho en cuestión es el resultado de una respuesta autoinmune de nuestro organismo que ante situaciones de máxima tensión reacciona atacando a las bacterias de nuestra boca provocando consecuentemente la inflamación de las encías.

Según distintas fuentes la enfermedad de la inflamación de las encías está causada por una falta de cepillado (no es la única pero si la más significativa) dando lugar a un aumento de bacterias que se acumulan generando la gingivitis (1º fase de la enfermedad)

Las bacterias que atacan a nuestras encías atacan a la vez a los dientes también y mientras tanto nuestro organismo responde generando células de defensa o inmunizarais para luchar contra estas bacterias. En el estudio se habla en particular de los mastocitos y de las proteínas que se liberan en el torrente sanguíneo que actúan dilatando las células sanguíneas haciendo posible el reclutamiento de más células inmunológicas para luchas contra estas bacterias.

Section of a mast cell. The cytoplasm, in yellow, releases granules, in green, in response to inflammation. Photo: CNRI/Science Source - See more at: http://sites.tufts.edu/dental/spring-2014/gums-under-attack/#sthash.PDSXlj1p.dpuf

Mastocito, dónde el citoplasma (amarillo) libera gránulos (verde) en respuesta a la inflamación.

 

“Cuando el cortisol es producido en las encías, que parece estimular las células cebadas para producir más proteínas, el aumento de la inflamación y la progresión de la enfermedad de las encías.” (Tufts.)

En teoría, la relación bacterias Vs células inmunes se mantiene en equilibrio en nuestro cuerpo protegiendo así la degradación de dientes y encías. Lo que ocurre, a veces, en momentos de estrés, es que generamos tal cantidad de células “protectoras” que son estas mismas las que nos terminan produciendo la inflamación de los tejidos incrementando de este modo la aceleración de la enfermedad en vez de lo contrario. Resulta que según estas conclusiones, es nuestro propio organismo el que nos genera la enfermedad en momentos de estrés al intentar combatirla… irónico.

El problema principal aquí ocurre en la gingivitis que puede ser debida a esta causa y otras muchas (tabaco, alcohol, mala salud bucodental, …).

“Durante muchos años, la teoría era que las bacterias fueron los principales responsables, por lo que la mayoría de las terapias han apuntado las bacterias”, dice Papathanasiou. “Pero el concepto más moderno es que la respuesta inflamatoria de las células inmunes juega un papel importante.” La intensidad de esta respuesta inmune parece estar modificado por un número de factores, incluyendo la genética, la diabetes y el tabaquismo.

Hay dos teorías sobre la enfermedad periodontal acelerada

  • 1º-  Se debe al comportamiento. Cuando las personas están bajo estrés aparece la vertiente psicológica en la que se tiende a abandonar comportamientos saludables. No se come saludable, se fuma y bebe más y se pierde control y acción sobre los aspectos de la salud bucodental. Como resultado se promueve el aumento de bacterias…

 

  • 2º- Es la teoría biológica. Cuando el cuerpo está bajo estrés, nuestro organismo produce más cantidad de hormona cortisol, que aunque actúa como un agente anti-inflamatorio, cuando el cortisol se produce periféricamente en las encías, parece estimular las células cebadas para producir más proteínas, el aumento de la inflamación y por lo tanto, el aumento de la progresión de la enfermedad de las encías.

 

“Buscando soluciones

Papathanasiou hace hincapié en que esta causa-y-efecto biológico todavía no se ha explorado a fondo en relación con las encías; él y Theoharides están desarrollando experimentos para probar la hipótesis en el laboratorio. Esto puede ser complicado, sin embargo, porque es difícil estudiar los efectos biológicos de estrés en el aislamiento de los comportamientos de las personas utilizan para lidiar con el estrés.

Clínicamente, las formas más efectivas para detener la progresión de la enfermedad de las encías son las limpiezas regulares dentales, higiene oral excelente y, en ocasiones, el uso de antibióticos, dice Papathanasiou. Una posibilidad es poner a prueba los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de los compuestos de plantas llamados flavonoides (que se encuentra en muchas frutas y verduras, así como el té) en las personas que experimentan diferentes niveles de estrés.

“El futuro de la terapia periodontal no sólo para atacar a las bacterias, pero para tratar de controlar la inflamación, también”, dice Papathanasiou. “Tal vez podríamos incorporar estos flavonoides en productos de higiene oral, como pastas de dientes o enjuagues bucales.” Si bien se apresura a decir que esto nunca podría reemplazar a la importancia de cepillarse los dientes y las limpiezas dentales regulares, estos agentes podrían ser un factor importante para ayudar a controlar la enfermedad de las encías . Al mismo tiempo, los investigadores planean investigar si el desarrollo de la enfermedad periodontal puede ser mitigado mediante técnicas de control del estrés. Si tienen éxito, entonces algún día, usted podría estar recetando un baño caliente y un masaje a sus pacientes, junto con la recomendación de usar el hilo dental.”

 

Fuente: TUFTS. Salud bucodental y estrés.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *